Introducción

Mireya Ospina Botero

Resumen


En una perspectiva sistémica, la familia se entiende como una institución en la que se gestan las relaciones más duraderas y el primer sustento de tipo social del individuo. Ella cuenta con unas determinadas pautas de relación que se mantienen a lo largo de la vida y que pueden ayudar u obstaculizar el bienestar de las personas (Watzlawick y Nardone, 2000). Es, además, un sistema abierto, en continua interrelación tanto en sus componentes internos como externos, afectados mutuamente por los cambios o movimientos que se generan en cada uno de ellos. Por esto se puede decir que el funcionamiento familiar, su crecimiento y desarrollo, tienen influencias y repercusiones individuales sociales y culturales (Martínez, 1995).


Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.